15 años en la red

     5 de septiembre de 2016: quién lo diría, hace 15 años ya desde que publiqué en internet esta página web. Un proyecto que nació casi por casualidad, cuando una profesora de la asignatura de informática en el instituto nos propuso a cada alumno elegir un tema para dar contenido a un portal virtual de lo más sencillito en el que practicar un poco la inserción de textos y fotografías y trastear con el diseño web. Era el año 2001, yo tenía 17 años, y lo tuve claro desde el principio, ese tema sería mi pueblo: Bogajo (aunque no haya nacido ni viva allí, siempre he ido a pasar mis vacaciones de verano, y al igual que le ocurrirá a otros muchos hijos de bogajenses que volvemos a visitarlo todos los años, considero que puedo decir, y además con mucho orgullo, que Bogajo es mi pueblo).

     Quizá sea precisamente por no vivir en Bogajo durante todo el año por lo que esperaba (y sigo esperando) con máxima expectación a que llegara el momento de volver allí. Tantos meses deseando que lleguen esos días tan especiales en los que romper con la rutina y ver de nuevo a la familia y amigos con los que estás contadas veces al año. Además, por aquel entonces no era tan fácil como ahora estar al día de los acontecimientos que tenían lugar mientras uno estaba lejos del pueblo: el simple hecho de ver una fotografía con uno de sus parajes cuando se llevaba meses sin poner un pie allí hacía que te estremecieras por dentro, situación sólo comparable al sentimiento que se tenía al recibir durante el año y sin esperarla una carta de algún compañero de aventuras veraniegas cuya amistad habías forjado, por ejemplo, al tirarte juntos con la misma escoba bajo el trasero por la Peña Resbalina.

     Por ello no lo dudé, y rápidamente decidí que una vez terminara esa página web que nacía como trabajo de clase, la publicaría en internet para que el resto de gente con tanto apego por Bogajo como yo, y sobre todo la que no tenía la suerte de vivir allí, pudiera sentir Bogajo un poco más cerca, aunque fuera a golpe de ratón.

     Al principio prácticamente no disponía de material con el que poder llevar a cabo esa labor, pues como decía, en aquellos tiempos no era fácil encontrar referencias de Bogajo en la red como lo es hoy en día: no había blogs, ni wikipedia, ni facebook, ni twitter, ni instagram, ni youtube, ni whatsapp, ni demás inventos que nos ha traído la evolución tecnológica con los que lo difícil es no estar conectado las 24 horas del día a lo que te interesa. Así que comencé revisando los álbumes de fotos que tenía por casa y escaneando alguna que otra fotografía que encontré en la que se veía la Plaza o el río a su paso por la aceña o el puente de Zancao. Las coloqué en la portada de la página junto a una breve descripción del municipio, y básicamente de esta forma tan modesta y humilde fue como nació "El portal multimedia de Bogajo", por aquel entonces y durante algunos años la que fue la única publicación existente en internet dedicada a nuestro pueblo.

     En mis sucesivas visitas al pueblo fui realizando fotografías de los lugares más emblemáticos, como el ayuntamiento, la iglesia, la ermita, el caño, la Peña del Pico... para ampliar el contenido de la web. Poco a poco, con las fotos que yo iba sacando, revelando y escaneando (todavía no había cámaras digitales), junto con todos los datos que iba reuniendo de boca de mi padre, mis abuelos y mis tíos y primos, y el material que me proporcionaron mis amigos (cómo no me iba a acordar y reconocer la importante contribución de los portaleros, sobre todo al principio), y la información que me enviaban los usuarios que habían ido descubriendo la web (y a los que agradezco enormemente su colaboración), ésta fue creciendo hasta convertirse en una publicación que ya se podía considerar más o menos decente. Como decía anteriormente, entonces no existían las redes sociales, y la integración en la página de un libro de visitas y un chat supusieron la primera forma de comunicación directa con la que podían interaccionar sus visitantes. Poco a poco la web fue recibiendo cada vez más visitas, y no puedo expresar la gran satisfacción que sentí cuando empezaron a contactar a través de ella usuarios de los lugares más recónditos del mundo, muchos de ellos que ni siquiera habían visto nunca el pueblo y que sólo lo conocían de oídas por las historias que les contaban sus familiares, ya que eran descendientes de emigrantes que 2 ó 3 generaciones antes habían partido de Bogajo, generalmente hacia Sudamérica. La sensación que me produjeron sus palabras de agradecimiento al haber podido ver por fin imágenes del lugar del que tanto habían oído hablar no tiene precio, y compensa con creces el tiempo y la dedicación empleados en la elaboración y actualización de la página.

     Han pasado ya 15 años desde que este espacio viera la luz, y a pesar de que ha ido aumentado en contenidos y calidad, quizás lo ha hecho a la vez que se ha ido quedando en parte obsoleto debido a las nuevas formas de comunicación que comentaba anteriormente y el mayor tiempo que conlleva publicar en una página web tradicional en comparación con los blogs y las redes sociales. Por ello creé para complementarla los perfiles en Facebook "Bogajo Salamanca" y en Twitter "@BogajoSalamanca", haciendo además más directa la interacción con el usuario. Sólo espero que ello no signifique la pérdida de interés en la página en su formato pionero, y que la cifra de más de 100.000 visitas que ha recibido en estos años se vea aumentada en muchas más.

     Antes de terminar, quiero aprovechar para mostrar desde aquí mi más sincero agradecimiento hacia David Martínez Notario, que en 2002 facilitó el acceso a la web creando la dirección www.bogajo.tk; al igual que a Jordi Beltrán Román, que en 2004 compró el dominio www.bogajo.com y posteriormente el www.bogajo.es, los cuales ha ayudado a mantener económicamente desde entonces. Además, ambos cedieron desinteresadamente sus servidores personales para alojar la página en distintos periodos hasta el año 2013.

     Por último, remarcar mi agradecimiento a todas las personas que han colaborado durante estos 15 años en la mejora de esta página, ya sea simplemente visitándola o también enviando datos para ampliarla. Aunque cada vez dispongo de menos tiempo libre para mantenerla al día (ya se sabe, la vida avanza: uno se ha casado, ha tenido hijos...), intentaré renovarla en la medida de lo posible para que Bogajo siga teniendo su lugar en internet en el que todos los interesados puedan informarse de la actualidad del municipio (y si alguien quiere que añada algún dato o fotografía que aún no conste, puede hacérmelo llegar a través del correo web@bogajo.es). Yo por mi parte, seguiré procurando que sus contenidos sean actuales e interesantes para que los visitantes podáis seguir disfrutando al consultarlos. Al fin y al cabo, sois vosotros, los usuarios que visitáis la web, los que le dais valor, y sin vosotros ésta no tendría sentido. Por ello, de corazón, gracias a todos.

De verdad, MUCHAS GRACIAS.
Sergio Encinas Pérez